Noche vandálica en Suecia: casi un centenar de coches quemados en nueve ciudades

La noche de este pasado lunes ha sido de todo menos tranquila para los servicios de emergencia suecos. Unos 80 vehículos han ardido casi simultáneamente en diferentes puntos del país, especialmente al sur, en el área de Gotemburgo y Malmö. Según los medios de comunicación, la policía ha detenido ya a dos sospechosos de 16 y 21 años que podrían estar relacionados con estos actos y buscan a un tercero. Afortunadamente, no ha habido que lamentar heridos.

mapa coches quemados
Mapa de las nueve ciudades de Suecia donde el lunes por la noche aparecieron coches quemados

La policía recibió la primera alerta sobre las nueve de la noche en Gotemburgo y enseguida se registraron más avisos en Malmö, Estocolmo, Uppsala, Trollhättan, Lysekil, Falkenberg, Helsingborg y Åkersberga. “Hemos patrullado arriba y abajo por casi 20 barrios solo en Gotemburgo. Hay muchísimos vehículos ardiendo”, declaraba un portavoz de Emergencias a la agencia de noticias sueca TT.

Según las fuerzas del orden y los propios testigos, que grababan vídeos con sus móviles, se trataba de grupos de hasta 10 jóvenes vestidos de negro y encapuchados que primero lanzaban piedras contra los cristales de los coches para luego prenderles fuego. “Parecían perfectamente organizados. Sabían a lo que iban”, declaraba un vecino al diario sueco The Local.

Aún no está claro el motivo de la actuación de estos grupos, pero la policía tiene la teoría de que se organizaron a través de redes sociales y que “simplemente lo han hecho porque les pareció divertido“.  Las autoridades están preparadas porque no descartan que se produzcan más incendios de vehículos durante la noche de este martes.

No es la primera vez que Suecia ve semejantes comportamientos. El año pasado, ardieron sólo en Gotemburgo más de una veintena de coches y Malmö tiene una extensa historia vandálica similar en protestas callejeras.

“¿Qué demonios estáis haciendo?”

Es lo primero, y de momento, lo único que ha acertado a decir el primer ministro sueco, el socialdemócrata Stefan Löfven, en una entrevista en la radio pública del país. “Francamente, estas cosas me ponen enfermo. La sociedad va a reaccionar con dureza. Parece algo bien coordinado, casi como una operación militar. En serio, ¿qué demonios estáis haciendo?”.

Desde el Ministerio del Interior, recordaban en un tweet que el castigo por vandalismo en Suecia ha aumentado a seis años de prisión. Y desde la oposición de centro-derecha, el conservador Ulf Kristersson alertaba en rueda de prensa de que “esto no es ningún tipo de protesta. Es un sabotaje. Suecia ha tolerado esto demasiado tiempo y tiene que terminar”.

Los liberales, por su parte, reaccionaban apelando directamente a la educación: “Los familiares han de implicarse. Tienen que espabilar y estar informados de lo que hacen sus hijos porque tenemos a varios quemando coches sin saber muy bien con qué propósito”, decía el portavoz del grupo, Roger Haddad.

Estos actos vandálicos se encuadran en un contexto algo incómodo para un muy malogrado gobierno socialdemócrata que, con toda probabilidad, sacará la calculadora el próximo 9 de septiembre, día de elecciones generales en el país. Serán los comicios más inciertos que se recuerdan.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s